Cómo cuidar las encías y dientes emergentes de tu bebé

Al salir los dientes de tu bebé (aproximadamente a los 6 meses), se necesita un cepillo dental especial para bebés con una cabeza pequeña y un mango grande apropiada para tu mano.

Si tu bebé está sano y aún no le ha salido su primer diente hacia el final de su primer año, no te preocupes: a algunos niños no les empiezan a salir hasta los 15 o los 18 meses.

Usa una pequeña cantidad de pasta con flúor (del tamaño de un grano de arroz).

Cepíllale los dientitos con suavidad, tanto la parte de enfrente como la de atrás, dos veces al día. También cepíllale la lengua (si te deja) para eliminar las bacterias que pueden causar mal aliento. No necesitas enjuargarle la boca, debido a que solo estás usando una pequeñísima cantidad de pasta dental.

Usa un cepillo de dientes nuevo en cuanto las cerdas empiecen a verse gastadas o en malas condiciones.

Lo más probable es que por ahora, los dientes de tu bebé estén separados, así que no necesitas preocuparte por usar hilo dental. De hecho, no hay evidencia que demuestre que pasar el hilo dental por los dientes de tu bebé evite las caries. La mayoría de los dentistas recomiendan empezar a usar el hilo dental cuando las superficies de los dientes de tu niño empiecen a tocarse, ya que eso dificulta limpiarlas solo con el cepillo dental.

Fuente: Español babycenter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *